El Dividivi


Esta planta bendita, poseedora de un extraordinario potencial médico, industrial y alimenticio es un arbusto que llama la atención por su tronco retorcido y su copa que parece una melena despeinada.
A lo largo de mi vida he visto y oído hablar de esta planta por ser mi familia materna del Estado Falcón, donde abunda. Cuando pequeña sufría de las amígdalas y había una vecina en Paraguaná que siempre le decía a mi mamá que me hiciera gárgaras de Dividivi. Nunca me las dieron aunque insistían en que era milagroso por cómo las secaba.
Muchos años después, sin haber sufrido jamás de hemorroides, tuve una crisis fortísima que me llevó directo a la clínica. El doctor dijo que si en los cinco días siguientes no paraba el sangrado debía operarme de emergencia. Mi susto fue enorme. Me mandaron medicamentos y nada que mejoraba. Fui al mercado libre, como hago todas las semanas, y le pregunté a uno de mis marchantes qué remedio natural me recomendaba para las hemorroides. Me dijo: “Solmita: tienes que hacerte una decocción con Dividivi”. Me entregó unas conchitas enrolladas de color marrón oscuro casi negro para que me hiciera unos baños de asiento varias veces al día, aparte de prepararme unos supositorios con la misma agua. Decidí seguir al pie de la letra sus recomendaciones y aunque no lo crean nunca llegué a la sala de operaciones. Jamás volví a sufrir, ni a tener una crisis. Con el paso del tiempo he beneficiado a otras personas con este maravilloso mejunje que traigo en esta edición para ustedes.
De estas historias del Dividivi la más divertida es la de una amiga que me contaba que su mamá le decía siempre: “Niña acuérdate de lavarte el… con Dividivi para que te mantengas señorita”. Hace 4 años me enteré que desde Falcón se están exportando todos los frutos de Dividivi para hacer medicamentos contra el cáncer. Estos frutos son conchitas oscuras, secas, duras, aplanadas y enroscadas.
Receta para la amigdalitis y secar las amígdalas
En ½ litro de agua hirviendo agregue seis Dividivi tiernos. Haga una infusión durante 20 minutos. Al estar frío haga gargarismos varias veces al día.
Receta para las hemorroides.
En 2 lts. de agua coloque 14 conchas de Dividivi y cocínelas tapadas durante 15 minutos. Deje reposar y cuando el agua esté fría colóquela en una ponchera —mejor si es de peltre— y tome baños de asiento. Esa misma agua, métala dentro de una jeringa y llévela al congelador para hacer los supositorios. Cuando el caso sea grave tome los baños y colóquese el supositorio mínimo 4 veces al día.
Receta para el Cáncer
En 2 lts. de agua, coloque 3 Dividivi y déjelas cocinar aproximadamente durante ½ hora hasta que el agua se reduzca a 1 lt. Tape y deje reposar. Tome 1 tacita de las de café negro, en la mañana y en la noche.
Para lavados íntimos…
En un litro de agua hervida semi tibia agregue una cucharita del polvo del Dividivi. Lavarse. También puede hervir en 1 lt. de agua 3 conchitas. Cuando esté fresca el agua haga el lavado. Es milagroso porque actúa como astringente y te mantiene cerradita…

Esta entrada fue publicada en Menjunje, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>